Tag Archives: empresas

10 consejos para ser emprendedor [2a parte]

19 May

Como dije en el último post, he dividido el post de los 10 consejos para ser emprendedor en 2 partes. Vale la pena hablar de cada consejo con tranquilidad. Ahí van los 5 consejos que faltaban:

6. No te quedes en casa

No desarrolles el proyecto en casa. Busca viveros de empresa (ofrecen despachos muy baratos para emprendedores), organizaciones donde puedas compartir despachos con otros emprendedores etc. Es vital que compartas tu día a día con otras personas que están en tu misma situación. Hazme caso. Estar solo desarrollando algo nuevo sin poder compartirlo con nadie es lo peor, tanto para lo bueno como para lo malo. Yo me equivoqué y me quedé en casa durante un año. Y gracias a Nexes y el Consell Comarcal del Baix Empordà, se hizo un poco la luz. Al principio tienes muchas fuerzas, estás motivadísimo, una ducha rápida bien prontito, enciendes el ordenador y te pones en marcha. Haces llamadas, envías e-mails y recibes algunas respuestas positivas, otras negativas y muchas veces no recibes respuestas. Te vas a visitir a gente para vender tu proyecto y lo mismo, unos bien y otros no tan bien. Al cabo de un par de meses, te sigues levantando prontito pero enciendes el ordenador en pijama y comes y cenas en pijama. Sigues haciendo llamadas y visitando gente, pero las respuestas negativas ya no te las tomas tan bien como al principio. Tienes días tristes y, seamos realistas, bastante tristes. Te aseguro que si estás con otras personas que viven lo mismo que tú, verás el día a día de otra manera, te motivarás más y seguro que te aportará muchas cosas buenas.

7. Habla con mucha gente

Apúntate a jornadas y pequeños cursos para emprendedores, te ayudará muchísimo compartir experiencias y harás buenos contactos. Ve a ver a organizaciones que hagan cosas parecidas a tí, aunque te parezca mentira, puedes encontrarte con personas que quieran compartir contigo sus experiencias e incluso te den contactos interesantes. Habla con empresas que puedan colaborar contigo, en muchos casos no querrán, pero encontrarás a alguien que sí quiera hacerlo. Piensa que de los 100 que veas, sólo 5 colaborarán contigo. Tienes que tener presente que actualmente la gente no está adaptada a la nueva era del “coworking”, ” sinergias”. Según el sector en el que te muevas, es realmente complicado. Yo he tenido una experiencia increíble. En el sector en el que yo me muevo, submarinismo y turismo, las empresas no se han reinventado, siguen operando de la misma manera que hace 50 años. No saben cómo progresar y cómo adaptarse a la nueva situación económica y tecnológica que vivimos. Todavía hay que educarles. Aunque no les pidas aportación económica, sólo una colaboración, es muy posible que te digan NO. Por lo tanto, aunque sea así de triste, es complicadísimo encontrar sinergias. Pero no te desanimes porque es lo normal. A muchos nos está pasando lo mismo. Sigue hablando con gente. No lo dejes de hacer.

8. Sé constante

Es muy posible que tengas épocas en las que no tengas la motivación y el empuje que tenías al principio, pero ese no es motivo para dejar de trabajar con la intensidad que lo hacías al principio. Sigue trabajando cada día. No dejes pasar los días, se hará más cuesta arriba. Saca las fuerzas de donde puedas para seguir llamando, escribiendo, publicando tweets, posts en facebook, visitando gente. A mí a veces se me hace muy difícil, pero intento ser lo más constante posible, es la única manera de que pueda haber resultados.

9. Disfruta de los pequeños éxitos

¡No todo son dificultades! Habrá momentos en que alguien reconozca tu trabajo, te escriba un usuario diciéndote lo que le gusta tu proyecto, te llame uno de los emprendedores que hayas conocido en las jornadas para tomar un café y compartir opiniones, incluso te llame un periodista de un periódico local para hacerte una entrevista. Estas cosas tienen que darte una satisfacción enorme, y tienes que saber disfrutarlo. Aunque no sea una venta o la TV nacional, sobre todo, dale valor a estos reconocimientos porque lo tienen. Son pequeños frutos que empiezas a recoger, aunque no te lo parezca. El año pasado en un momento en el que estaba algo desanimada, un usuario me escribió para decirme que le encantaba el proyecto y quería ayudarme a desarrollarlo. ¡Me dio tanta alegría! No os lo podéis imaginar. Ahora somos amigas y sigue ayudándome con el proyecto. Al cabo de un par de meses me llamó TV3 (televisión de catalunya) y al día siguiente la Sexta y luego Antena3. ¡No me lo podía creer! ¿Me estaba pasando a mí? Pues a ti también puede pasarte y debes disfrutar al máximo de todos y cada uno de los éxitos (tanto pequeños como grandes).

10. Sigue luchando aunque no tengas dinero

No lo dejes. Nadie dijo que fuera fácil, sino todo el mundo sería emprendedor. Pero tú lo has elegido porque crees en tu proyecto, así que sigue luchando porque funcionará. Al principio hay proyectos que no tienen beneficios, lo que piden es mucho esfuerzo y trabajo sin recibir ninguna recompensa económica. Claro que el dinero es importante, tienes que vivir. Para ello, tendrás que buscarte la vida con otros temas: o buscar trabajo en una empresa o hacer servicios externos a organizaciones o dar clases de algo que domines,  etc. Pero no lo dejes. Es difícil, pero tienes que seguir luchando. Yo no vivo de mi proyecto en este momento, por lo que también trabajo de la comunicación y el marketing en otras empresas para ganarme la vida. Yo creo que si crees en ello y luchas cada día, lo conseguirás. Yo me lo digo cada día a mí misma 😉 Hay que sacar fuerzas de donde sea. Piensa en los pequeños éxitos conseguidos, en la gente que estás conociendo y en lo que te gusta tu proyecto.

Como me dijo Melvin de @traveldudes, un blogger de prestigio internacional de viajes, “Sigue luchando y funcionará. Si fuera fácil ganarse la vida como blogger, todo el mundo sería blogger profesional.”

ModCloth, una empresa ejemplar en las redes sociales

15 May

Gracias a mis bloggers de referencia y a mis búsquedas en red, he encontrado una organización que “ESTÁ” y “SABE ESTAR” en las redes sociales. Se llama @ModCloth y es una tienda online de ropa de mujer y complementos. En mi opinión toca todas las teclas necesarias del social media y es un ejemplo a seguir para otras marcas. Consigue aportar valor añadido a sus clientes, por supuesto construir una gran comunidad y mucho más. Os recomiendo de verdad que analicéis este caso y apliquéis sus estrategias en vuestras empresas.

Cómo Modcloth consigue ir más allá:

1. Página web muy social

En inglés hay un término que sintetiza muy bien el concepto, el Crowdsourcing, utiliza la opinión de la comunidad (los clientes de Modcloth) para diseñar y ofrecer los productos que más gustan a sus usuarios. ¿Cómo? A través de la sección BE THE BUYER debes registrarte para ser miembro de la comunidad y entonces puedes VOTAR los modelos de ropa que más te gustan con el botón “pick it”. Los modelos de ropa que puedes elegir están activos sólo unos días, los van actualizando periódicamente.

Por otro lado, muestra ropa que diseñadoras de otras marcas llevan y las ofrecen de una forma cercana, social. Le ponen cara a la persona, nos explican qué hace, y nos dan más información sobre ellas en el blog.

Y finalmente y para mí, muy destacable, hay un servicio de consejos gratis. Puedes preguntar a las 5 chicas “Modstylists” que están a tu disposición sobre la ropa de tu armario, el vestido que puedes ponerte para la boda de tu hermano, con qué combinar ese top de color verde que tanto te gusta, etc. Dejas un mensaje y ellas te contestan rápidamente con sus suggerencias. ¿A quién no puede gustarle ModCloth?

2. Facebook

Con casi 550.000 fans, Modcloth comparte imágenes divertidas, presenta sus nuevos modelos haciendo preguntas a sus seguidores, anuncia concursos en Pinterest, entrevistas, vídeos propios de youtube. Ha conseguido construir una gran comunidad buscando y encontrando la participación de sus fans. También cuentan con imágenes que han compartido sus fans que muestran su estilo personal. Muy interesante.

3.  Twitter

Con casi 26.000 seguidores, la cuenta de Twitter no la tienen vinculada a la página web, sino a su página “Social Butterflies” donde se encuentra el equipo de personas de la organización que se dedican al social media, blog, redes sociales y compartir y contestar todos los tweets de sus seguidores. Esta vinculación es genial y lo suficientemente importante para que sus seguidores pongan pone cara a las personas que trabajan minuto a minuto con ellos directamente. Interaccionan continuamente con sus fans y buscan respuestas a todas sus consultas.

4.  Concursos

Utilizan las diversas redes sociales que tienen en marcha para organizar concursos y ofrecer premios interesantes. Cabe destacar una iniciativa muy interesante que consiste en una serie de concursos llamados “Name it and win it” donde ofrecen la oportunidad a sus clientes de ponerle nombre a nuevos productos. Cada día ponen el concurso en una red social diferente para que los clientes se unan a cada una de ellas y participen. Es una estrategia de marketing increible que permite dar a conocer el concurso y por supuesto la marca en diferentes plataformas y conseguir captar a sus clientes y potenciales clientes en todas ellas. Es una muy buena forma de conectar a vuestros clientes en todas las redes sociales que tenéis activas. Interesantísimo ¿verdad?

5. Pinterest

Sus tableros no están dedicados a sus productos en ningún caso. Están basados en ideas para decorar, hacer manualidades, tendencias, diseños divertidos, maquillaje de otras páginas web. Es decir, se centran en los gustos de sus clientes para ofrecerles  un valor añadido y seguir creando comunidad. Eso que siempre decimos: nos preguntamos qué quieren nuestros clientes? Modcloth sí lo hace. Incluso dispone de un tablero para sus clientes (Guest Pinner Gallery) que permite a los usuarios hacerse seguidores e incluir sus imágenes en dicho tablero.

6. Youtube

Con más de 4000 subscriptores, en este canal suben vídeos propios de moda, tendencias, maquillaje o DIYS útiles ( pequeños accesorios que puedes ponerte en la ropa para crear tu propio estilo, como clips para ponerte en los calcetines). Con estos vídeos pretenden educar, enseñar a sus seguidores y encontrar potenciales clientes para convertirlos en sus clientes.

7. Instagram

En esta red social tienen más de 47000 seguidores y suben fotos elegantes, divertidas sobre tendencias, moda etc.

Impresionante ¿verdad? Están en todas partes y lo hacen muy bien. Consiguen adaptar todo el potencial de la empresa en cada una de las redes sociales de maneras diferentes para crear comunidad y en definitiva para conseguir fidelizar clientes y captar a nuevos clientes. Además, saben conectar todas las redes sociales que tienen marcha para crear una gran red. Por lo tanto aprovechan a la perfección todas sus armas y las conectan entre sí.

No sé qué decir. No había visto nada igual. ¿Os acordáis que en un post hablaba de mimar a la marca? Pues mimad y cuidad a vuestros clientes a través de las redes sociales y conseguiréis crear comunidad y lo más importante, VENTAS. Aquí tenéis un claro ejemplo y todos podemos aprender de él.

¿Qué os parece? Si ellos pueden hacerlo vosotros también ¿no es así?

Cómo pueden usar Instagram las pequeñas empresas

10 May

¿Quién no ha utilizado Instagram o ha visto fotos hechas con Instagram alguna vez? La verdad es que, para los que no somos profesionales de la fotografía como yo, los filtros mágicos de Instagram convierten tus fotos en casi cuadros de arte, como ésta que hice una tarde en Girona.

Exageraciones a parte, creo que las pequeñas empresas pueden sacarle mucho partido a Instagram. Sólo hay que proponérselo.

He estado investigando por la red, leyendo blogs, trasteando por Instagram y compartiendo con amigos y finalmente he encontrado algunos casos de personas que gestionan negocios o pequeñas empresas que realmente han llamado mi atención.

Ahí van mis hallazgos y mis opiniones de cómo sacarle partido a Instagram:

1. Iolanda Bustos

Iolanda Bustos es una conocida cocinera de la zona de l’Empordà (Costa Brava) que dirige el restaurante La Calèndula. Comparte imágenes de sus deliciosas creaciones en la cocina además de experiencias personales. Hace poco organizó una cena “Instagram” en su restaurante que incluía un taller de fotografía gastronómica y un concurso que premiaba a la mejor imagen de la cena. Todo el evento se desarrollaba bajo la etiqueta en instagram #igCaléndula.

2. Elsie Larson

Elsie Larson es la co-fundadora de Red Velvet, la empresa de la que os hablé en el post anterior. Con más de 67300 seguidores, comparte fotos de moda, tendencias, su empresa, sus perros, su casa, su vida personal y mucho más. Es impresionante. Vale la pena verlas.

3. Privalia

Privalia es el outlet online más importante de España. A pesar de no ser pequeña empresa, como ha pasado muy rápidamente de startup a gran empresa, prefiero incluirla como ejemplo. Es una empresa muy activa en las redes sociales y ahora se ha introducido en Instagram. Sube imágenes de moda, tendencias, el interior de la oficina, trabajadores, la empresa y todo lo que ve en la calle que le llama la atención.

4. Spy House Coffee

Spy House Coffee es una cafetería de Minneapolis que ofrece cafés, tés y algo para comer. Comparte fotos del local, sus cafés, sus barmans, lo que ve en la calle y a su alrededor.

Asimismo, organiza concursos de fotos directamente desde Instagram. Una iniciativa muy interesante que tiene éxito. Aquí os dejo una imagen de su cuenta.

Ideas para una pequeña empresa en Instagram:

1. Sigue a tus clientes si están en Instagram.

2. Incluye #hashtags en las imágenes.

3. Comparte fotos personales, no sólo de la empresa para que los clientes te conozcan mejor. ¡Muy importante!

4. Organiza concursos con un #hashtag en Instagram.

5. Haz fotos de tus clientes o de tu equipo y súbelas en Instagram.

6. Imprime fotos que te gusten de tus seguidores y ponlas en tu local o en tu página web.

7. Comparte fotos de tus seguidores.

¿Estáis en Instagram vosotros? ¿Conocéis alguna pequeña empresa que use Instagram?

Hago chas

23 Ene

Parece mentira, no dejamos de hablar y de oír comentarios sobre Facebook, Twitter, Youtube.  Hoy ya no es novedad que las empresas en España tengan una página en   Facebook, algunas tienen un blog corporativo e incluso otras empiezan a iniciarse en Twitter. Pero la realidad, por mucho que nos pese, es que todavía queda mucho por hacer en este país para que las empresas se introduzcan y crean en el mundo del Social Media.

Hoy leía un post donde se hablaba de la fuerza del Social Media en las pequeñas empresas, incluso más que en las grandes corporaciones. Tiendas locales de café y propietarios de restaurantes tuitean con sus clientes para saber si les gusta su comida, sus cafés, su servicio, qué plato es su preferido, y lo más importante,  construir relaciones y vínculos con sus clientes, acercarse a ellos, ser mejores en el mercado y hacer sentir mejor a sus clientes. Parece tan evidente, ¿verdad? Sí, yo veo clarísimo que es el camino a seguir. Pero eso está sucediendo en Estados Unidos, aquí tengo la sensación de que todavía estamos a años luz.

No podemos utilizar Facebook para anunciar nuestros productos y subir promociones, Facebook es algo más. Vamos a interactuar con el cliente, vamos a obtener feedback y vivir situaciones conjuntamente con ellos. No podemos tener una cuenta en Twitter para hablar de nosotros una vez a la semana, Twitter es mucho más que eso, hablemos con nuestros clientes, busquemos feedback, vivamos experiencias y compartámoslas al momento con ellos. E importantísimo, contestemos a sus consultas y peticiones al momento. Un ejemplo a seguir es @Starbucks. Hay que estar siempre ahí, sino perderemos un cliente así, chas.

Hay que dar un paso de gigante, avanzar y no quedarnos atrás. Pero cada día que pasa, me doy cuenta de lo difícil que es convencer a los empresarios de la importancia y la fuerza que tiene el Social Media para crear comunidad, compartir experiencias con nuestros clientes, y en definitiva, y lo que más importa en una empresa, generar ventas.

Me encantaría hacer chas y encontrar a las empresas españolas caminando hacia la verdadera “community”.

¿Qué opináis vosotros?