Tag Archives: consejos

10 consejos para ser emprendedor [2a parte]

19 May

Como dije en el último post, he dividido el post de los 10 consejos para ser emprendedor en 2 partes. Vale la pena hablar de cada consejo con tranquilidad. Ahí van los 5 consejos que faltaban:

6. No te quedes en casa

No desarrolles el proyecto en casa. Busca viveros de empresa (ofrecen despachos muy baratos para emprendedores), organizaciones donde puedas compartir despachos con otros emprendedores etc. Es vital que compartas tu día a día con otras personas que están en tu misma situación. Hazme caso. Estar solo desarrollando algo nuevo sin poder compartirlo con nadie es lo peor, tanto para lo bueno como para lo malo. Yo me equivoqué y me quedé en casa durante un año. Y gracias a Nexes y el Consell Comarcal del Baix Empordà, se hizo un poco la luz. Al principio tienes muchas fuerzas, estás motivadísimo, una ducha rápida bien prontito, enciendes el ordenador y te pones en marcha. Haces llamadas, envías e-mails y recibes algunas respuestas positivas, otras negativas y muchas veces no recibes respuestas. Te vas a visitir a gente para vender tu proyecto y lo mismo, unos bien y otros no tan bien. Al cabo de un par de meses, te sigues levantando prontito pero enciendes el ordenador en pijama y comes y cenas en pijama. Sigues haciendo llamadas y visitando gente, pero las respuestas negativas ya no te las tomas tan bien como al principio. Tienes días tristes y, seamos realistas, bastante tristes. Te aseguro que si estás con otras personas que viven lo mismo que tú, verás el día a día de otra manera, te motivarás más y seguro que te aportará muchas cosas buenas.

7. Habla con mucha gente

Apúntate a jornadas y pequeños cursos para emprendedores, te ayudará muchísimo compartir experiencias y harás buenos contactos. Ve a ver a organizaciones que hagan cosas parecidas a tí, aunque te parezca mentira, puedes encontrarte con personas que quieran compartir contigo sus experiencias e incluso te den contactos interesantes. Habla con empresas que puedan colaborar contigo, en muchos casos no querrán, pero encontrarás a alguien que sí quiera hacerlo. Piensa que de los 100 que veas, sólo 5 colaborarán contigo. Tienes que tener presente que actualmente la gente no está adaptada a la nueva era del “coworking”, ” sinergias”. Según el sector en el que te muevas, es realmente complicado. Yo he tenido una experiencia increíble. En el sector en el que yo me muevo, submarinismo y turismo, las empresas no se han reinventado, siguen operando de la misma manera que hace 50 años. No saben cómo progresar y cómo adaptarse a la nueva situación económica y tecnológica que vivimos. Todavía hay que educarles. Aunque no les pidas aportación económica, sólo una colaboración, es muy posible que te digan NO. Por lo tanto, aunque sea así de triste, es complicadísimo encontrar sinergias. Pero no te desanimes porque es lo normal. A muchos nos está pasando lo mismo. Sigue hablando con gente. No lo dejes de hacer.

8. Sé constante

Es muy posible que tengas épocas en las que no tengas la motivación y el empuje que tenías al principio, pero ese no es motivo para dejar de trabajar con la intensidad que lo hacías al principio. Sigue trabajando cada día. No dejes pasar los días, se hará más cuesta arriba. Saca las fuerzas de donde puedas para seguir llamando, escribiendo, publicando tweets, posts en facebook, visitando gente. A mí a veces se me hace muy difícil, pero intento ser lo más constante posible, es la única manera de que pueda haber resultados.

9. Disfruta de los pequeños éxitos

¡No todo son dificultades! Habrá momentos en que alguien reconozca tu trabajo, te escriba un usuario diciéndote lo que le gusta tu proyecto, te llame uno de los emprendedores que hayas conocido en las jornadas para tomar un café y compartir opiniones, incluso te llame un periodista de un periódico local para hacerte una entrevista. Estas cosas tienen que darte una satisfacción enorme, y tienes que saber disfrutarlo. Aunque no sea una venta o la TV nacional, sobre todo, dale valor a estos reconocimientos porque lo tienen. Son pequeños frutos que empiezas a recoger, aunque no te lo parezca. El año pasado en un momento en el que estaba algo desanimada, un usuario me escribió para decirme que le encantaba el proyecto y quería ayudarme a desarrollarlo. ¡Me dio tanta alegría! No os lo podéis imaginar. Ahora somos amigas y sigue ayudándome con el proyecto. Al cabo de un par de meses me llamó TV3 (televisión de catalunya) y al día siguiente la Sexta y luego Antena3. ¡No me lo podía creer! ¿Me estaba pasando a mí? Pues a ti también puede pasarte y debes disfrutar al máximo de todos y cada uno de los éxitos (tanto pequeños como grandes).

10. Sigue luchando aunque no tengas dinero

No lo dejes. Nadie dijo que fuera fácil, sino todo el mundo sería emprendedor. Pero tú lo has elegido porque crees en tu proyecto, así que sigue luchando porque funcionará. Al principio hay proyectos que no tienen beneficios, lo que piden es mucho esfuerzo y trabajo sin recibir ninguna recompensa económica. Claro que el dinero es importante, tienes que vivir. Para ello, tendrás que buscarte la vida con otros temas: o buscar trabajo en una empresa o hacer servicios externos a organizaciones o dar clases de algo que domines,  etc. Pero no lo dejes. Es difícil, pero tienes que seguir luchando. Yo no vivo de mi proyecto en este momento, por lo que también trabajo de la comunicación y el marketing en otras empresas para ganarme la vida. Yo creo que si crees en ello y luchas cada día, lo conseguirás. Yo me lo digo cada día a mí misma 😉 Hay que sacar fuerzas de donde sea. Piensa en los pequeños éxitos conseguidos, en la gente que estás conociendo y en lo que te gusta tu proyecto.

Como me dijo Melvin de @traveldudes, un blogger de prestigio internacional de viajes, “Sigue luchando y funcionará. Si fuera fácil ganarse la vida como blogger, todo el mundo sería blogger profesional.”

10 consejos para ser emprendedor [1a parte]

18 May

Desde marzo de 2011 me puedo considerar emprendedora primeriza. Puse en marcha un proyecto, que todavía es proyecto, llamado Swimmers, un nuevo geocaching submarino que consiste en encontrar tesoros bajo el agua. Está dedicado a los amantes del mar y principalmente a los buceadores. Yo sólo cuento con una web donde los usuarios pueden subir sus tesoros escondidos con las coordenadas, pistas, fotos y vídeos para que otros los encuentren. Los tesoros que se están utilizando son ánforas de cerámica y figuritas pequeñas de cerámica también (los swims). ¿Curioso? Sí. Y díficil también 😉

Seguro que tienes ideas que te gustaría poner en marcha pero quizás te de miedo lanzarte, no sepas por dónde empezar o lo comentes con gente y te digan que no vale la pena embarcarse en tal historia. O puede que ya estés desarrollando un proyecto, pero estás desanimado, no recibes apoyo o ya piensas que no saldrá adelante. Pues bien, como emprendedora primeriza tengo algunos consejos que te pueden ir bien. He decidido dividir este post en dos partes ya que es muy extenso:

1. Desmenuza y digiere la idea-proyecto.

Si tienes una idea, es muy importante que la desmenuces, abras un documento word y el explorer y empieces a hacer un brainstorming. Luego desarrolla un plan de empresa despacito, si necesitas ayuda busca una organización que pueda ayudarte, las hay (Consejos comarcales, Bcn activa, asociaciones de emprendedores etc). Analiza todos los detalles que puedas, sobre todo haz números bien hechos (siempre a la baja). Y finalmente, déjalo reposar. Seguro que te vendrán dudas y cuestiones que deberás seguir solucionando.

2. Si TÚ lo ves claro, lánzate

Una vez analizado y digerido ( en mi caso pasó un año), si sigues creyendo en ello, tienes ilusión y motivación por ponerlo en marcha, sobre todo, LÁNZATE. No permitas que la opinión de la gente te eche atrás.  Y sobre todo, si es un proyecto a medio-largo plazo, que no te dará beneficios próximamente, no dejes de ponerlo en marcha. Hay que luchar para conseguir lo que queremos. Eres tú quien tiene que creer en el proyecto. Es interesante oír la opinión de los demás, puede ayudarte a mejorar el proyecto pero no hagas caso de todo lo que te digan. Es tu idea. Ponte manos a la obra.

3. Infórmate y déjate ayudar

Busca organizaciones que ayuden a desarrollar proyectos de forma gratuita, los mismos que te han ayudado a hacer el plan de empresa. Déjate asesorar acerca de los pasos a seguir. Qué tipo de organización tienes que crear. ¿Te harás autónomo? ¿será una SL? ¿una asociación? ¿Cómo hay que hacerlo? ¿Necesito financiación? Ellos te intentarán ayudar. Si ves que no te convencen algunos consejos, pregunta en otros lugares y finalmente decide TÚ lo que creas que es mejor para tí. Yo me dejé asesorar, pero finalmente tomé mis propias decisiones.

4. No te precipites

Dicen que el amor es ciego ¿verdad? Pues cuando empiezas un proyecto pasa lo mismo que con el amor. A veces la pasión, la ilusión, la motivación y las ganas por emprender el proyecto te llevan a acelerar el proceso y ponerte manos a la obra con algunos flecos sueltos. Aunque ese gusanillo en el estómago a veces te lo impida, intenta seguir informándote y tomando todas las decisiones que te faltan por tomar antes de ponerte en marcha. Yo me precipité un poco por la ilusión que tenía y me dejé cabos sueltos que luego tuve resolver rápido y corriendo, y sin pensar demasiado. Eso sí te digo, aunque no te precipites, siempre te saldrán imprevistos y temas que tendrás que resolver sobre la marcha. Es lo que tiene ser emprendedor primerizo, se comenten errores, quieras o no.

5. Haz una lista

Algo que no hice yo y que si volviera a lanzar un proyecto haría es una lista de posibilidades de lo que puede ocurrir y lo que puedes hacer para solucionarlo a un año vista. Si no se cumplen los objetivos que me he marcado, ¿qué hago? ¿Cambiar la estrategia? ¿Seguir con la estrategia que tenía porque un año no es suficiente para ver el resulta que tenía previsto? Este tipo de preguntas va bien hacérselas y dejarlas apuntadas para que no te de “un bajón” tan fuerte si sucede y tengas más rapidez de reacción.

En el próximo post, os cuento los 5 consejos que faltan…

¿Eres emprendedor? ¿Tienes una idea y la estás poniendo en marcha? ¿Cuáles son tus experiencias?